El Ayuntamiento de Vigo ha otorgado esta mañana la licitación de suministro eléctrico para el alumbrado navideño a Energética coop. El acuerdo de urgencia se ha firmado pocas horas después de que las eléctricas Iberdrola, Endesa y Repsol hayan renunciado a seguir suministrando energía a la imponente instalación: “no nos vemos capaces de asegurar el suministro”, aseguraba ayer por la tarde Antonio Brufau, presidente de la petrolera.

El contrato, que asegura una provisión de 100 megavatios hora diarios, supondrá un aumento de un 600% del volumen de comercialización de electricidad de la cooperativa durante los días del encendido, un esfuerzo para el que la central minihidroeléctrica de la Valteína no estaba preparada: “hemos tenido que poner a Andrés, el operario de la central, a dar pedales enganchado al rotor para asistir a la producción“, señala Rodrigo J. Ruiz, del equipo técnico de la cooperativa, que desvelaba que se han contratado a dos paisanas más de Peñafiel para hacer turnos.

La cooperativa respira así tranquila después de las dificultades de 2020: “los meses de confinamiento han sido muy duros: hubo un frenazo en nuevos socios y socias y no pudimos instalar paneles solares durante muchos meses, pero con esto tiramos hasta la Navidad que viene”, celebraba Abigail Adán, presidenta de Energética, tras firmar el contrato que dará luz a los 10 millones de LED que deslumbrarán 30 calles del centro vigués. “Una lástima”, añadía Adán: “de haber sido bombillas normales, nos daba para comprar otra central”.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, manifestaba su satisfacción esta mañana: “nos han criticado mucho porque durante los 40 días que dura el alumbrado se emitían hasta 1200 toneladas de dióxido de carbono. Ahora nuestro suministro es 100% renovable, así que cada luz que se enciende nos acerca un poco más a frenar el cambio climático”, ha sentenciado en respuesta a las organizaciones ecologistas.

Noticias Prensa